La medicación

"Estamos enfermos a nivel nacional y sufrimos de mediocridad, la mediocridad de nuestra literatura, publicidad, clero, educación, caridad y, especialmente, gestión y diplomacia. Nuestros partidos aún no han percibido que no son capaces y no tienen derecho a perseguir la Causa Armenia por sí solos, si, por supuesto, el primer y único objetivo es lograr algo. ¿Dónde está el Órgano Supremo Pan-Armenio competente y plenamente responsable para emprender iniciativas fundamentales y tomar decisions trascendentales - bien estudiadas y planificadas… Una sola medicación podría curarnos…".

Seta Rshduni, una joven armenia de la Diáspora, conoció a Khatchig Tashdents y Hovhannes Shiraz en Ereván en 1972 junto con sus familiares, y les pidió que escribieran unas líneas en su álbum de recortes. Esas líneas, escritas por los escritores armenios nativos, se convirtieron en el ímpetu del artículo de Simonian titulado "La medicación", publicado en la edición del 31 de enero de 1972 del semanario "Diaspora". "Estamos enfermos a nivel nacional y sufrimos de mediocridad, la mediocridad de nuestra literatura, publicidad, clero, educación, caridad y, especialmente, gestión y diplomacia". "Nuestros escritores son mediocres - en su prosa y poesía, nuestros publicistas son también mediocres en sus maravillosas reediciones, nuestros clérigos son mediocres en su sacrificio y fe". "Nuestros partidos aún no han percibido que no son capaces y no tienen derecho a perseguir la Causa Armenia por sí solos, si, por supuesto, el primer y único objetivo es lograr algo." "¿Dónde está el Órgano Supremo Pan-Armenio competente y plenamente responsable para emprender iniciativas fundamentales y tomar decisions trascendentales - bien estudiadas y planificadas, para encontrar no sólo amigos, sino también compañeros de armas y socios, para sentir los imperativos de nuestra historia, lo más importante el hecho de que a lo largo de nuestra historia hemos sido ricos en enemigos, pero pobres en amigos."


"Sí, estamos "enfermos", estamos "enfermos" a nivel nacional, con epidemias nacionales, y necesitamos no sólo una medicina, sino varias. Los bálsamos de nuestras "Herida" y heridas no se encuentran en las farmacias extranjeras, sino en las nuestras, y nosotros debemos ser nuestros farmacéuticos, no otros ni extranjeros."
Fragmentos del artículo "La medicación" de Simon Simonian, publicado en el semanario "Diaspora". "Foto y artículo cortesía del Sr. Sassoun Simonian".

Lea el artículo completo en armenio aquí.


SHARE ON

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.